martes, 3 de abril de 2018

Conoce a los enemigos naturales del minador de hojas (Liriomyza)

Los minadores de hojas son dípteros agromícidos, pequeñas moscas de color amarillo y negro que aparecen en los cultivos hortícolas pertenecientes al género Liriomyza. Es una plaga polífaga que puede causar graves daños en tomate, pepino, judía, melón y berenjena al reducir notablemente la superficie fotosintética de la planta y por la apertura de vías de entrada para las esporas de los hongos patógenos.


La hembra inserta con su ovopositor un huevo entre los tejidos de la hoja del que emergerá una larva de color amarillo claro dotada de un estilete capaz de raspar las células vegetales y dejando tras de si una galería o mina. Al final de la tercera muda, sale de la galería y pupa bien adherida a la misma hoja o dejándose caer al suelo.
Resultado de imagen para minador de hoja
Para el control biológico del minador se utilizan principalmente parasitoides siendo muy frecuente, especialmente en otoño, la llegada espontánea de Neochrysocharis Formosa.
A nivel comercial se producen dos avispas parasitoides: Diglyphus isaea y Dacnusa sibirica.

DIGLYPHUS ISAEA

Pequeña avispa de apenas 2 mm de longitud de color verde metálico, antenas cortas y patas con frangas amarillas y negras. Se alimenta de melaza y de las larvas del minador pinchándolas previamente con su ovopositor y paralizándolas. Pone siempre los huevos dentro de la galería junto a la larva del minador que a la postre servirá de alimento para su propia larva. Si la introducción de la avispa se hace en el momento oportuno, el control de los minadores está asegurado pues su ciclo de vida es más rápido y el número de huevos en cada puesta mayor que la del minador.

DACNUSA SIBIRICA

En el sureste peninsular español aparece de forma espontánea en cultivos bajo abrigo, como parasitoide de diferentes especies de Liryomyza spp, tales como L.bryoniae, L.huidobrensis y L.trifolii
El adulto de este bracónido presenta un cuerpo de color marrón oscuro, de 2 a 3mm de longitud. Se distingue de Diglyphus isaea (Walker) por sus antenas largas y sin maza, y de Opius pallipes Wesmael por su venación alar y la posición de sus mandíbulas. Las pupas son blanco-amarillentas, y no tienen apéndices bucales.
 D.sibirica tiene una gran capacidad de búsqueda de plantas atacadas por minador. Una vez localizada la galería, la palpa con sus antenas para reconocer y evitar la oviposición en un huésped ya parasitado. Aceptado el huésped, la hembra de D.sibirica realiza la puesta (un huevo por larva) en el interior de una larva de primer o segundo estadío de Liriomyza spp. La larva de minador no muere, sino que sigue alimentándose.

fuente: http://www.controlbiologico.info
Publicar un comentario

Lo mas leido